La mayor (des)ilusión, aborto y legrado, semana 8

Llevo tiempo sin escribir en el blog, creo que en el fondo necesito soltar esto, cada vez que me pongo con otro tema se me pasa este por la cabeza, el pasado octubre tuve un aborto de 8 semanas tras el que me tuvieron que hacer un legrado, siento que ha llegado el momento de soltarlo y liberarme.

Un mes muy intenso el de septiembre, después de 3 años de pruebas y tratamientos intentando concebir, lo conseguimos en 2014 gracias a IVI Valencia con una ICSI, embarazo gemelar del que nacen nuestros dos milagritos C & L, aquí os cuento la historia completa.

Tres años más tarde (¿porqué justo 3 años? parece que vamos en “batches de 3 años”), escribo una nueva y diferente historia que me hace recordar todo lo pasado y sufrido; Y más aún, replantearme mucho las cosas, estoy nadando sobre un mar de dudas…

Lunes 04/09/2017 > 1 semana de falta, ni de coña estoy embarazada, no puede ser tras 3 años de tratamientos para concebir a las mellizas y sin buscarlo… Este lunes a medio día, en el trabajo, con el estómago encogido y la cabeza muy fría por lo que parecía imposible, me hago un test de farmacia, 2 segundos más tarde las 2 rallas pasan a ser de un rosa/rojo intensísimo, eso que tantas veces había deseado hacía 3 años, esa rallita que tenía que pintarse de rojo y que ni de coña se pintaba; había sucedido, en un baño del trabajo, en tiempo récord.

¡Estoy embarazada!

Test embarazo positivo

Sentimientos encontrados de felicidad y pánico, casi más de pánico ya que en aquellos momentos no lo buscaba, no lo deseaba y sucede ¡qué le pasa al karma! cuando más lo busqué y más lo deseé tuve que sacarlo bajo las piedras, y ahora me llega así, sin previo aviso, en un momento en el que las mellis están “difíciles” y al mismo tiempo siento que comienzo a retomar un poco mi vida: gimnasio, estudios, trabajo… está claro que las cosas nunca vienen como las imaginas.

Jueves 21/09/2017, semana 5 > Voy a eco con miedos, recientes acontecimientos a mi alrededor y mi historial me hacían pensar en lo peor.

¡Todo está bien! Grabo hasta un vídeo de la ecografía para enviárselo a papá que no ha podido venir. ¡Estoy emocionada! Nos hacemos ilusiones, nos replanteamos cambiar el coche, la estructura de la casa, echamos cuentas para cambiar a la chica y que venga más horas, comienzo a hincharme y a tener síntomas, incluso tanteo sutilmente a las mellis :).

Jueves 12/10/2017, semana 8 > Llevo 2 semanas que no soy yo misma, con muchísimo malestar, nauseas y vómitos, 1 día antes de la consulta tengo que irme del trabajo porque no paro de vomitar y me encuentro realmente mal. En consulta me confirman que no hay latido :(. Llanto y más llanto, me planteo si ha sido culpa mía por no haberlo deseado tanto como el anterior embarazo, por no haberme tomado las cosas con más calma, me inunda una tristeza y culpabilidad irremediables.

Viernes 13/10/2017, semana 8 > Me hacen la última eco para confirmar que todo sigue igual, se re-confirma que no hay latido y me someto al legrado. Me paso el día llorando, una semana de baja y vuelvo a retomar mi vida anterior (pero con un pequeño vacío y en ocasiones reflexiva).

Motivo del aborto: Causas desconocidas. Por lo visto 1 de cada 10 embarazos acaba en aborto el primer trimestre.

Mi primera regla tras el legrado tarda 2,5 meses en bajar (exactamente 53 días), después de la segunda regla, es decir ¡YA!, he de volver al médico a que me haga control; quedamos que le contaríamos cuáles son nuestros planes, si en ellos entran quedarme embarazada de nuevo, dado nuestro historial ya nos advirtió que hemos de hacerlo con cautela y control, lo cual le quita emoción al asunto y nos pone de nuevo en “alerta”. Un mar de dudas me acechan:

  • Y si ahora nos ponemos de nuevo y no podemos ¿volveré a entrar en ese oscuro ciclo mental o será todo más llevadero teniendo a las mellis a nuestro lado?
  • Y si sale, y el resultado es el mismo que en esta ocasión ¿tengo fuerzas para pasar por un aborto de nuevo?, no lo sé.
  • Y si sale y todo va bien ¿tendré fuerzas para prestarle toda mi atención al bebé, como hice con las mellis, y no dejar de prestársela a mis princesas? ¿cómo será un embarazo de 1, de 9 meses completos? ¿tendré que pasar por una cesárea de nuevo? ¿tendré las mismas fuerzas los días de cansancio extremo por la falta de sueño? ¿?¿?¿?¿?
  • Y si, y si, y si, y si….

To be continued…

Deja un comentario