Un sitio encantador para una escapada en familia

’

’

A Mojácar me refiero, nos hemos hecho una escapadita de dos días, tras una semana con abuelos y tías.

Teníamos que elegir entre comodidad y algo de turismo o playa, escogimos lo primero ya que las playas de Mojácar no suelen ser de arena, sino con piedras y para ir con las Mellis de 20 meses no son muy cómodas, aunque visitamos la que está en frente del hotel y disfrutaron tocando una arena diferente.

PhotoGrid_1471539221964

El Hotel nos sorprendió muchísimo, era casi el único con disponibilidad y que se adaptaba más o menos a nuestras necesidades: cunas y espacio para carro gemelar y bártulos varios. Fuimos al hotel El Puntazo II , para nuestra sorpresa era aparta-hotel, nos dieron una suite con salón, mini cocina que incluía microondas y terraza, perfecto! Y nos pusieron 2 cunas en la habitación que cabían perfectamente y todavía podíamos movernos.

El complejo del hotel precioso, una zona no muy grande , pero agradable para que las niñas correteasen. La piscina muy agradable también, con una pequeña piscina de niños perfecta para los bebés, ya que no cubre casi, hacen pie y les encanta sentirse un poco más “libres”.

PhotoGrid_1471539903957

Para disfrutar de una comida tranquila con vistas al mar, hay bastantes restaurantes en la zona. Pescadito rico y ensalada en uno que se llama Aku Aku, fue nuestra elección, también hay muchos sitios a los que ir a tomar el café o una copita después de comer, y se puede entrar con niños.

Por la tarde-noche decidimos subir a Mojácar pueblo a dar un paseo, nos dijeron que en el mes de agosto ni se nos ocurriese subir en coche, por tráfico y problemas de aparcamiento, asique nos plantamos en la parada de bus y subimos tan ricamente, las Mellis alucinadas claro 😂.

El pueblo es precioso, eso si, cuestas a tope asique mentalizaos para  empujar del carro.

Como cierre, descubrimos un restaurante exquisito de comida Marroquí a lo alto de la ciudad, Calima, no esperábamos cenar este tipo de comida pero lo vimos y nos arriesgamos, el trato estupendo y la cena inmejorable, pedimos cordero y cous cous, los dos platos excelentes, volaron y ni me acordé de sacar fotos, en Tripadvisor o Google hay muchas ya 😉.

En  cuanto al viaje con las Mellis… Todo bien hasta que llegó la noche, Celeste no pegó ojo y claro, nosotros tampoco. Esta ha sido una escapada flash desde nuestro destino base de vacaciones, la hemos disfrutado mucho, pero creo que no repetiremos hasta que la peque consiga dormir del tirón.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario